Posts sobre

Cara

¿La ortodoncia con extracciones puede afectar el perfil facial?

Las extracciones dentales, generalmente de premolares, son un recurso habitual en los tratamientos de ortodoncia de pacientes que presentan mucha falta de espacio en las arcadas dentales y / o los dientes anteriores –incisivos- muy inclinados hacia afuera.

¿Qué puede ocurrir con el perfil de los labios si se sacan dientes de la boca? Si ponemos el dedo índice por detrás del labio superior notaremos enseguida que los incisivos superiores están inmediatamente por detrás del labio. Si estos incisivos, al cerrar los espacios de las extracciones dentales, van hacia atrás, los labios harán lo mismo, pudiendo resultar en un “hundimiento” del perfil a nivel de los labios.

Por esto, cuando se hacen extracciones de premolares (2 o cuatro) hay que ser muy cuidadosos en no “tirar” hacia atrás los labios, a no ser que sea un objetivo del tratamiento como en el caso que mostramos.

Presentamos un caso de una paciente de 25 años con los incisivos superiores e inferiores muy inclinados hacia delante en la que se practica una ortodoncia lingual con extracciones de dos premolares en la arcada superior y dos premolares en la arcada inferior. Obsérvese el cambio favorable en el perfil de los labios después corregir el exceso de angulación de los incisivos (telerradiografía).

perfil facial antes y despues ortodoncia_janerortodoncia  teles antes y despues ortodoncia_janerortodoncia

 

¿Por qué hay que pensar en los dientes inferiores?

Solemos prestar menos atención a los incisivos inferiores que a los superiores a pesar de ser los dientes que antes se tuercen en la boca.

Durante la adolescencia, la juventud y los primeros años de la vida adulta, los incisivos inferiores están “tapados” por el labio inferior, quedando en su mayor parte ocultos. Es más, a estas edades muchos pacientes sólo están interesados en alinearse los dientes que muestran: cuando se miran al espejo sonriendo solo se ven los dientes superiores!

A medida que nos vamos haciendo menos jóvenes mostraremos más los dientes inferiores y menos los superiores. Los tejidos de la cara,  al perder turgencia, descienden “literalmente” sobre los huesos de la cara. Los incisivos inferiores, después de décadas de irse apiñando y gastando progresivamente, muestran en toda su extensión las consecuencias del efecto del tiempo sobre los dientes. Y ahora son las personas mayores de 45 años las que se hacen una ortodoncia para alienar los dientes, además de camuflar el desgaste dental y de generar unas condiciones mucho mejores para mantener la salud de los tejidos de soporte de los dientes –periodonto.

Cuanto antes se haga la ortodoncia mejores resultados estéticos se obtendrán ya que los incisivos inferiores tendrán menos desgaste y las papilas dentales – la encía entre los dientes- no dejará huecos entre ellos –triángulos negros

 Mostramos un paciente de 41 años antes y después de una ortodoncia de 12 meses de duración.

FII antes y después ortodoncia_janerortodonciaarcada inferior antes y despues ortodoncia_janerortodonciasonrisa antes y despues ortodoncia_janerortodoncia

La autoestima y la belleza

Existen numerosas publicaciones científicas sobre la relación que hay entre la apariencia facial y la aceptación social. La cara es la parte de nuestro cuerpo que tiene mayor relevancia en el conjunto del atractivo físico además de ser una de las fuentes principales que conforman nuestra identidad psicológica. Se ha comprobado que las personas que están satisfechas con su imagen facial tienen un mayor grado de confianza en si mismas, y que la apariencia de los dientes es el área más influyente, haciendo mejorar  el conjunto total cuando éstos se muestran bien alineados y con aspecto saludable.

autoestima y belleza_janerortodoncia

Observamos que las personas atractivas son recompensadas por su entorno potenciando su nivel de autoestima, lo que a su vez refuerza aún más su capacidad de relacionarse con los demás. El atractivo se asocia con el éxito. Contrariamente, a una persona con poco atractivo, se le atribuyen características más negativas. Estos prejuicios hacen que el aspecto físico condicione el pensamiento que las personas puedan tener de nosotros. Podemos acabar viéndonos a  nosotros mismos como nos perciben demás.

La cara y las deformidades dentofaciales

Los huesos maxilares forman la casi totalidad de la estructura de la cara. Si no se corresponden entre sí en tamaño, forma y/o posición, alteran la apariencia de la cara.

Cara y deformidades

Cuando los huesos maxilares afectan negativamente a las proporciones faciales se producen las deformidades dentofaciales. Son relativamente frecuentes entre la población adulta. No hay que confundirlas con las malformaciones congénitas que realmente deforman la cara de quien las sufre.

La magnitud de las deformidades dentofaciales es variable y normalmente los que las padecen hacen una vida normal. Sin embargo, el aspecto facial y la degradación progresiva de la eficiencia masticatoria hacen que las personas que las sufren busquen solucionar el problema de forma definitiva.

Para corregir las deformidades dentofaciales recurrimos a la cirugía ortognática, una subespecialidad de la cirugía maxilofacial. En asociación con la ortodoncia, corrige los problemas de los huesos de la boca y de la armonía de la cara.