Ortodoncia en un adulto: ¿para qué?

En el pasado la función de los dientes estaba básicamente orientada a la masticación. La sonrisa, a partir de la segunda mitad del siglo XX, adquiere un papel destacadísimo en el conjunto de la cara, y por ello los dentistas ponen en marcha soluciones cada vez más estéticas para tratar los efectos destructivos producidos por la caries en los dientes anteriores. Con el aumento del nivel de vida en las sociedades actuales y la introducción de los programas de educación dental para el cuidado de los dientes, las consecuencias históricas de la caries —los dientes cariados solían acabar perdiéndose— se reducen drásticamente. En la actualidad, en España, son muchas las personas menores de treinta años que conservan sus dientes en salud y con mínimos tratamientos dentales realizados.

Pero la salud de los dientes y de las encías no basta para conformar una sonrisa atractiva ni para garantizar un funcionamiento saludable de la boca. La maloclusión dental —el mal encaje entre los dientes de una misma arcada y/o entre las arcadas dentales—, asociada a un grado variable de malas posiciones dentales, está presente en un porcentaje muy elevado de la población adulta. Además, esta situación no es necesariamente estable: con los años, «lo que está mal en la boca y en los dientes sólo tiende a empeorar». A ello habrá que añadir el efecto negativo que unos dientes separados o amontonados tendrán sobre la sonrisa y la expresión facial de la persona.

Una sonrisa comprometida por la mala posición de los dientes puede llegar a mermar el grado de autoestima personal y de confianza en uno mismo, condicionando negativamente las relaciones con los demás —taparse la boca al sonreír, rehusar las fotografías, etcétera—. Sabemos que en las relaciones humanas las primeras impresiones están basadas muchas veces en la apariencia facial de las personas, con la boca y los dientes jugando un papel muy destacado. Además, en los adultos, el alineamiento de unos dientes amontonados conlleva un notable efecto rejuvenecedor.

Así pues, la ortodoncia en los adultos servirá, por un lado, para obtener una sonrisa atractiva, en armonía con la cara y con los dientes bien alineados; y por otro, para tener un adecuado funcionamiento de la boca en un entorno de salud, permitiendo realizar una buena higiene dental diaria y con resultados estables en el tiempo.

Comments

  1. Alicia says:

    Hola Doctor Jaume,antes de nada decirle que con esta pagina he aprendido mucho sobre ordoconcia.Le planteo mi caso, tengo 32 años y he decicido ponerme una ortodoncia en las dos arcadas,mi ortodoncista me ha aconsejado el sistema Damon,me colocaria primero la parte de arriba y a los 3 meses la de abajo.¿Que opina usted de este metodo?Gracias.Si pudise mandarme informacion al correo.Gracias.

Comenta

*