Posts sobre

Clase II

Retrognatismo mandibular y mordida abierta mandíbula grande / Caso resuelto 48

Problemas: paciente de 29 años con una mandíbula pequeña –CII- y una mordida abierta.

Situación inicial antes del TMD en caso de retrognatismo mandibular, mordida abierta y mandibula grande resuelto con ortodoncia multidisciplinar_JanerOrtodonciaSituación final después del TMD en caso de retrognatismo mandibular, mordida abierta y mandibula grande resuelto con ortodoncia multidisciplinar_JanerOrtodonciaperfil facial antes y después del TMD en caso de retrognatismo mandibular, mordida abierta y mandibula grande resuelto con ortodoncia multidisciplinar_JanerOrtodonciaoclusión antes y después del TMD  en caso de retrognatismo mandibular, mordida abierta y mandibula grande resuelto con ortodoncia multidisciplinar_JanerOrtodoncia telerradiografia antes y despues TMD en caso de retrognatismo mandibular, mordida abierta y mandibula grande resuelto con ortodoncia multidisciplinar_JanerOrtodoncia

Objetivos: cerrar la mordida, eliminar el resalte dental y armonizar el perfil facial.

Especialidades: ortodoncia y cirugía ortognática.

Resultados obtenidos: maxilar inferior -mandíbula- adelantado, mordida cerrada, perfil facial armonizado, con extracciones dentales, en 31 meses.

Mandíbula pequeña y cirugía ortognática.

En los retrognatismos la mandíbula es más corta de delante a atrás que el maxilar superior, y la parte más inferior de la cara está «tirada hacia atrás» —perfil retrognático—. Los dientes del frente incisivo superior están adelantados. Se conoce como clase II —se lee «dos».

mandibula_peq

Conforman las discrepancias anteroposteriores más frecuentes entre los maxilares. Las CII presentan una variación en la que los dientes del frente incisivo superior están retraídos. Podríamos decir que se trata de una (mala) adaptación dental de la CII en la que los dientes anteriores superiores van a buscar a los inferiores, inclinándose hacia atrás y descolgándose verticalmente.

Los retrognatismos mandibulares se presentan aislados o asociados con otras discrepancias esqueléticas transversales —arcadas dentales estrechas— o verticales —caras largas o cortas.

El perfil facial suele reflejar la diferencia de tamaño de los maxilares.

En ocasiones, el mentón, la parte más anterior de la mandíbula, debe modificarse con cirugía para obtener un perfil facial con los labios y el mentón en equilibrio.